USAPEEC.png

Etapa05

Influenza aviar

La influenza aviar, causada por el virus de la influenza aviar tipo “A”, puede afectar a varias especies avícolas para el consumo (pollos, pavos, codornices, gallina de guinea, etc.), así como a aves de compañía y aves silvestres, y algunas cepas pueden ocasionar altas tasas de mortalidad. El virus también se ha aislado en algunas especies de mamíferos, incluidos los humanos, ratas y ratones, comadrejas, hurones, cerdos, gatos, tigres y perros.

Existen varias cepas de virus de la influenza aviar que suelen clasificarse en dos categorías: influenza aviar poco patógena, que por lo general produce pocos signos clínicos o ninguno en las aves; e influenza aviar altamente patógena, que produce signos clínicos graves y/o alta mortalidad entre las aves.

Las estrictas medidas adoptadas tanto en E.U.A. como en México para la vigilancia y control de la influenza aviar se dirigen a impedir que lleguen al consumidor alimentos que supongan cualquier posible riesgo para la salud. Por eso, se sacrifican las aves de las granjas afectadas o sospechosas de estarlo y se adoptan medidas de seguimiento y control riguroso en las de su entorno, vigilando que los animales y sus productos no contribuyan a dispersar la enfermedad.